//
Estás leyendo...
TIC's

La tableta como herramienta de trabajo

Hace algún tiempo ya que las tabletas han entrado con fuerza en el mundo de la tecnología. Ahora mismo casi todo el mundo tiene una, de una u otra marca o modelo, y es muy habitual verlas en el metro, en el autobús, aeropuertos … ¿Qué sería de los viajes en avión sin una tableta para entretener a los niños?

La verdad es que reconozco que las tabletas son útiles, especialmente para ciertas funcionalidades: navegación, consultas en redes sociales, juegos … Yo personalmente es lo que utilizo por las noches, cuando hay tranquilidad en casa y puedo dedicar un rato a consultar el “timeline”, leer artículos que me han interesado durante el día o incluso publicar en twitter. Ya ni se me pasa por la cabeza sacar y encender el portátil para esas cosas. Con la tableta tengo mucho más que suficiente y de forma mucho más cómoda.

Sin embargo, ¿qué pasa cuando tengo que hacer algo un poco más “profesional”? En esos casos, la tableta me resulta incómoda. Me encuentro “cojo” con una de ellas y tiendo a postponer la tarea si no tengo mi portátil a mano o moverme para sentarme frente a él. No encuentro en la tableta toda la comodidad que necesito para afrontar tareas profesionales.

Las tabletas han cambiado la forma en la que nos enfrentamos a muchas tareas cotidianas para las que antes empleábamos el ordenador o el portátil pero, sin embargo, aún son insuficientes para otro tipo de tareas, también rutinarias o habituales, y que van más allá de una rápida consulta en internet, “cotillear la casa del vecino en el Google Maps” o incluso responder brevemente un email.

No se me pasa por la cabeza escribir un correo electrónico medianamente largo, escribir un documento de texto, escribir un artículo para este blog o incluso enfrentarme a problemas de programación con una tableta. Lo he intentado, más veces de las que puedo recordar, y en todas ellas he acabado desistiendo.

Aunque la ganancia y la comodidad que hemos alcanzado con los interfaces táctiles ha sido muy grande, aun queda mucho por hacer para poder olvidarnos del teclado o incluso del ratón, que hoy por hoy son imprescindibles. Es posible que el futuro lo encontremos en productos híbridos, mitad tabletas, mitad ordenadores portátiles, que aunen lo mejor de ambos mundos, o incluso haya que esperar al desarrollo de otras tecnologías (como la comunicación por voz) para superar las barreras actuales.

¿Cual es vuestra opinión? ¿Están las tabletas en disposición de ser sustitutos de los equipos de trabajo diario? ¿Es necesario avanzar en nuevos dispositivos que permitan una sustitución completa de los equipos de trabajo actuales?

Foto: Intel Free Press

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.217 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: