//
Estás leyendo...
eSalud

Gestión del paciente crónico, reto pendiente de las organizaciones sanitarias

En el año recién acabado, uno de los tópicos de los que más se ha hablado y se seguirá hablando en las organizaciones sanitarias de nuestro país ha sido la gestión del paciente crónico.

La atención a los pacientes crónicos constituye actualmente el principal reto al que se enfrentan los sistemas sanitarios de los países desarrollados si queremos hacerlos sostenibles en el futuro. Empezar a trabajar de forma proactiva con los pacientes crónicos es obligatorio si se atiende a las siguientes cifras sobre patologías crónicas en España:

  • 60% de las muertes.
  • 80% de las consultas de atención primaria.
  • 60% de los ingresos hospitalarios.
  • 70% del gasto sanitario.
  • En 2050 se estima que en España el 34% de la población tendrá más de 65 años.

A nivel global, actualmente este colectivo agrupa 200 millones de personas en Europa y Estados Unidos y si a esto le añadimos que el gasto sanitario por paciente en la UE es de 2.140 euros y de 7.285 dólares en Estados Unidos, las cifras nos pueden llegar a asustar.

Partiendo de la premisa de que estoy totalmente de acuerdo con todas las ventajas que aporta la mejoras en la gestión de pacientes crónicos:

  • Mejora calidad de vida pacientes y familiares
  • Aumento eficiencia sistema sanitario
  • Reducción de reingresos hospitalarios
  • etc.

La atención al paciente crónico ha sido abordando en algunas instituciones sanitarias con modelos ya contrastados a nivel internacional, algunos algunos de los cuales son:

Una de las claves de estos modelos se encuentra en la estratificación cuidadosa de la población porque el éxito de este tipo de políticas es cambiar la forma en la que se atiende a los pacientes. Hablamos de una gestión proactiva de los pacientes y no seguir tratándolos en servicios sanitarios que en la mayoría de los casos están diseñados para la gestión de problemas reagudizados. Una ventaja muy importante es que conocemos la evolución natural de las principales enfermedades crónicas con lo que somos capaces de diseñar cuidados estandarizados.

En el caso de las instituciones sanitarias de nuestro país, la manera de afrontarlo ha sido diferente pero en la mayoría de ellas se ha optado por empezar estratificando toda la población a la que atienden. Un ejemplo es el aparecido hace unas semanas con la “estrategia de atención al paciente crónico en La Rioja”, que afectara a 121.000 riojanos, prácticamente la tercera parte de la población de toda la comunidad. La estratificación es un paso necesario en el que estoy totalmente de acuerdo pero también tengo que decir que la estratificación implique que un tercio de la población va a ser considerada como crónica, me hace pensar que implantar políticas eficientes con una población objetivo tan elevada va a resultar muy complicado. Esta población objetivo tan elevada implicaría dedicar muchos recursos de los que nuestros sistemas sanitarios carecen en estos momentos.

Los modelos de gestión de crónicos se están diseñando de forma acertada, potenciando el papel de la atención primaria y mejorando la coordinación entre la atención especializada y la atención primaria. Esto implica generalmente avanzar hacia la integración asistencial entre los sistemas sanitarios y social potenciando la creación de equipos multidisciplinares coordinados centralizadamente. Algunos de los pilares sobre los que diseñan estas estrategias son:

  • Adecuar recursos hospitalarios a las necesidades de los pacientes crónicos.
  • Potenciar la atención primaria mejorando sus recursos.
  • Potenciar la comunicación entre los diferentes niveles asistenciales (integración asistencial).
  • Coordinación entre sistema sanitario y sistema de atención social.
  • Promover la participación activa del paciente en el mantenimiento de su propia salud, autocuidado, paciente 2.0, etc.

Conseguir los objetivos descritos anteriormente no es nada sencillo ya que implica la gestión coordinada de diferentes profesionales, creación de equipos multidisciplinares, cambiar hábitos de trabajo implantados durante décadas, cambio rol del paciente, etc.

Por formación profesional, cuando estudiaba me enseñaron que cuando tienes que resolver un problema muy grande y complejo, una estrategia que suele funcionar es “divide y vencerás”. Lo mismo podemos pensar en cómo enfocar el problema de mejorar la atención de nuestros pacientes crónicos. Entre las diferentes patologías que son consideradas como crónicas, tenemos la ventaja de que sabemos en general como se comportan y evolucionan, como repercuten en la eficiencia de nuestros sistemas sanitarios, y que normalemente deben de ser tratadas de forma diferente.

¿Es correcta esta estratificación global? ¿Por qué no aplicar modelos de gestión de crónicos diferentes orientados a cada una de estas patologías según su naturaleza?

Personalmente creo que un enfoque más correcto puede ser estratificar a la población en función de sus patologías. Esto permite reducir el número de pacientes objetivo y crear equipos de trabajo orientados al cuidado de los paciente con la patología que se pretende mejorar, potenciar los roles que más afectan a la mejora de la calidad de vida de los pacientes, establecer políticas preventivas eficientes según la patología, etc. Distiguir diferentes grupos de pacientes objetivo nos va a permitir aplicar los nuevos modelos de forma escalonada en función de los recursos disponibles en cada momento.

Comenzar con poblaciones objetivo más reducidas facilita poder medir los beneficios obtenidos en la organización de forma más sencilla. Evaluar los resultados generados con estos modelos es muy importante para poder justificar su extensión en los servicios sanitarios. Cuando se habla de reducción de costes y mejora en la calidad de vida de los pacientes, debemos de ser capaces de medirlo marcando indicadores claros como reducción de días ingresados, reducción de consultas en atención primaria, etc.

Como uno de los objetivos es la reducción de los reingresos hospitalarios, ¿por qué no estratificar a los pacientes ingresados en una organización según su patología?. Este puede ser un punto de partida y objeto de un nuevo post.

Foto: Tina Leggio

Anuncios

Acerca de jvabad

Consultor en el sector salud, en continua formación "solo sé que no sé nada". Enganchado a twitter y mi familia, la música me acompaña a todas partes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: