//
Estás leyendo...
Bigdata

Gestión de pacientes crónicos, divide y vencerás, con el CMBD es posible

En un anterior post titulado “Gestión del paciente crónico, reto pendiente de las organizaciones sanitarias”, indicaba las razones por las que es totalmente necesario que las organizaciones sanitarias se centren en mejorar la atención de los pacientes crónicos. Una de las claves de los modelos de gestión que ya existen se encuentra en la estratificación de la población objetivo. En la mayoría de las organizaciones de nuestro país, esta estratificación se esta centrando en el estudio de toda la población a la que tiene que atender, lo que implica estudios con poblaciones objetivos muy grandes, patologías muy diferentes, multitud de políticas preventivas a aplicar, asignación de un gran número de recursos, etc.

Por formación profesional, en problemas grandes y complejos me enseñaron que una estrategia que suele funcionar es “divide y vencerás”. En el caso de la estratificación, ¿por qué no hacerlo teniendo en cuenta las patologías a las que queremos aplicar nuevas políticas asistenciales?. Hay que tener en cuenta que las enfermedades crónicas en la mayoría de los casos conocemos su evolución natural y por consiguiente conocemos qué acciones tomar en cada caso con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente.

Probablemente las atenciones por patología son diferentes (las medidas que requiere un paciente con EPOC son muy diferentes a las que requiere un paciente que padece insuficiencia cardíaca) y es muy probable que los equipos multidisciplinares que tengamos que diseñar no sean los mismos. Si las patologías son tan diferentes y parece claro que los equipos a formar también, ¿por qué no hacer la estratificación de diferentes grupos poblacionales de nuestra organización? Si a la organización le interesa mejorar la atención de los pacientes con insuficiencia cardíaca, ¿por qué no estratificar los pacientes que ya sabemos que la padecen en función de algún indicador cuantificable como puede ser la probabilidad de reingreso hospitalario (uno de los objetivos que se pretende mejorar con los nuevos modelos de gestión de pacientes crónicos)?

CMBD (Conjunto Mínimo Básico de Datos)

El primer paso necesario para poder estratificar una población  es disponer de datos asistenciales que nos permitan construir modelos de estratificación teniendo en cuenta la patología de la población objetivo.

¿Qué fuente de información asistencial utilizar?

Partiendo de que cada organización posee sus propios sistemas de gestión donde registran su actividad asistencial, existe una fuente asistencial que todos los centros hospitalarios de nuestro país disponen porque la generan para enviarla al Ministerio de Sanidad: el CMBD (conjunto mínimo básico de datos). Generalmente, se recogen ingresos hospitalarios convencionales, hospital de día y cirugía menor ambulatoria. A modo de resumen, el tipo de datos que contiene son:

  • Datos de identificación del paciente
    • Tipo Actividad
    • Identificación paciente
    • Sexo
  • Datos no clínicos
    • Fecha ingreso
    • Procedencia
    • Fecha alta
    • Servicio
  • Datos clínicos
    • Diagnostico Principal y Secundarios
    • Procedimientos
    • Causas externas

Independientemente de la herramienta de gestión que disponga la organización, la estructura del CMBD y su información es estándar. Utilizando la información que contiene, podemos diseñar modelos que permitan estratificar pacientes de determinadas patologías utilizando como indicador la probabilidad de reingreso que el paciente posee. De esta manera los pacientes con mayores probabilidades de reingreso estarían en la punta de la pirámide y los de menor probabilidad en la base de la pirámide. Estratificar los pacientes en función de un probabilidad, permite ordenarlos (de mayor a menor probabilidad de reingreso hospitalario) y centrarnos en el número de pacientes con mayor probabilidad que nuestros recursos puedan gestionar, diseñar los equipos de trabajo en función de las patologías que permita realizar una gestión diferenciada, evaluar los resultados, realizar las modificaciones necesarias y optimizar nuestro modelo de atención a pacientes crónicos.

La estratificación general de toda la población que atiende la organización, la convertimos en pequeñas estratificaciones en función de naturaleza de los pacientes. Mi experiencia en la creación de modelos de estratificación me indica que modelos óptimos para diferentes patologías requieren modelos diferentes y no un único modelo general.

Después de haber trabajado en la generación de modelos de estratificación usando el CMBD, la bondad de los sistemas de predicción de reingreso hospitalario evaluándolos en términos de AUC es muy bueno teniendo en cuenta que el CMBD no tiene información de atención primaria, farmacológica y socioeconómica. Este tipo de información mejoraría los modelos pero el acceso a la misma es más complicada ya que suele generarse en diferentes sistemas de información. Un detalle muy importante es que todas las organizaciones sanitarias tienen el CMBD y por lo tanto todas podrían utilizarlo de forma rápida y sencilla.

Centrarse en pequeños grupos de población objetivo permite diseñar equipos personalizados, aplicar políticas muy orientadas a los pacientes objetivo, realizar un seguimiento detallado de los avances conseguidos y por lo tanto es más sencillo poder evaluar las mejoras obtenidas con estas nuevas formas de atender a los pacientes. Evaluar los resultados generados con estos modelos es muy importante para poder justificar su extensión en nuestros servicios sanitarios. Cuando se habla de reducción de costes y mejora en la calidad de vida de los pacientes, debemos de ser capaces de medirlo marcando indicadores claros como reducción de días ingresados, reducción de consultas en atención primaria, etc.

Personalmente creo que la gestión del paciente crónico en muchas organizaciones sanitarias se está enfocando de una manera muy global, centrada en estratificar y clasificar a los pacientes pero el paso a la gestión activa del paciente va a ser más complicado de aplicar. Teniendo en cuenta las experiencias que he vivido, creo que a nivel de gestión no es una prioridad en muchas de ellas. Está muy de moda, se habla mucho de ello pero cuando hay que dedicar recursos, no se dispone de ellos.

Seguro que conocéis experiencias ¿Qué opináis sobre el estado de evolución de la gestión de pacientes crónicos? ¿Qué modelos de estratificación conocéis? ¿Consideráis interesante este enfoque de micro-estratificaciones?

Anuncios

Acerca de jvabad

Consultor en el sector salud, en continua formación "solo sé que no sé nada". Enganchado a twitter y mi familia, la música me acompaña a todas partes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.217 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: