//
Estás leyendo...
mHealth

3 pilares de las plataformas de salud móvil

La tecnología móvil asociada a los procesos y sistemas de salud ha llegado y lo ha hecho para quedarse definitivamente. La popularización de los teléfonos inteligentes, las tabletas, los wearales y más recientemente los relojes inteligentes (smartwatches) ha hecho surgir con fuerza una nueva industria (o ha evolucionado la existente, depende de cómo se mire) de plataformas de salud móvil para la consulta y recogida de información clínica que promete revolucionar la comunicación médico-paciente y el propio trabajo diario de los profesionales.

Podríamos definir las plataformas de salud móvil como aquellos sistemas diseñados para ser utilizados en cualquier parte y que recibirán datos de los distintos sistemas de información de los centros y organizaciones, organizándola y presentándola de forma útil a los profesionales que deban emplearla. Dichos sistemas también podrán ser responsables de recoger y enviar información a estos mismos sistemas, bien directamente de los propios profesionales o incluso procedentes de los propios pacientes (a través de sí mismos o de otros dispositivos conectados).

Las plataformas de salud móvil presentan dos grandes ventajas frente a los sistemas de información tradicionales: flexibilidad y escalabilidad. Flexibilidad para integrar nuevas funcionalidades de manera rápida en las organizaciones y escalibilidad para hacer crecer tanto el número de funcionalidades como su adaptación por parte de todos los agentes en las organizaciones.

Sin embargo, el futuro de las plataformas de salud debe asentarse sobre una serie de pilares fundamentales que determinarán si la adopción de las mismas será definitiva y completa o serán reemplazadas por nuevas tecnologías que sí sean capaces de salvar los retos a los que se deben enfrentar.

Comunicaciones seguras

El primer pilar en el que deben fundamentarse los sistemas de salud móvil debe ser la seguridad en la transmisión de la información. Dichos sistemas deben garantizar que cualquier mensaje enviado o recibido por los sistemas móviles lo haga con las máximas garantías de seguridad tanto en tránsito como en la propia información almacenada por el dispositivo.

Aunque la tecnología ya es capaz de resolver con aparente eficacia todos los aspectos relacionados con la seguridad, también es cierto que no siempre los proveedores prestan la suficiente atención a las buenas prácticas en materia de seguridad de la información. Este punto será básico no sólo para salvaguardar los aspectos legales relacionados con la información (crítica) se que envía y recibe sino también para que los usuarios de las mismas sientan que dicha seguridad está garantizada y confíen en las aplicaciones que utilizan como salvaguarda de los datos que muestran.

Integración de los sistemas

El segundo pilar será la integración de los sistemas móviles en las plataformas y sistemas de trabajo existentes y utilizadas por los profesionales.

Empleando mecanismos de comunicación estándar ya disponibles en el mercado, las plataformas móviles deberán ser capaces de comunicarse e integrarse con los sistemas centrales de las organizaciones (HIS) así como con otros sistemas tanto internos como externos, de manera que puedan acceder a toda la información disponible independientemente del punto de acceso desde el cual se esté llevando a cabo la consulta.

Autenticación centralizada, acceso a las agendas y programaciones personales, relación de pacientes y situación de los mismos, avisos y alertas sobre la situación de los pacientes bajo su supervisión, etc. son ejemplos de aplicaciones que pueden y deben ser integradas en plataformas móviles y puestas a disposición de los profesionales para su trabajo diario.

También será necesario que estas plataformas integren en los sistemas centrales toda la información recogida directamente por los pacientes y la presenten a los profesionales para que éstos puedan tomar las mejores decisiones clínicas con la mayor cantidad de datos posible.

Innovación clínica

Por último, el tercer pilar debe estar basado en una continua innovación clínica que permita, con cada incorporación de nuevas funcionalidades, la mejora en los procesos de trabajo de los profesionales y, en último lugar, redunde en una mejora de la atención al paciente.

Si una plataforma móvil no evoluciona de forma continua, añadiendo nuevas funcionalidades y utilidades para sus usuarios, pronto se quedará obsoleta (incluso antes de ser puesta en producción).

Se trata éste quizás de uno de los puntos más importantes y más difíciles de llevar a la práctica por las evidentes implicaciones en inversión/coste para organizaciones de salud y proveedores.

Prevenir la sobrecarga de información

Pero cuidado, el hecho de que los profesionales estén en disposición de recibir la información desde cualquier lugar y en cualquier momento es, evidentemente, un factor muy importante para mejorar la atención que se presta a los pacientes. Pero si no se discrimina correctamente qué información es crítica y cuál no lo es, las plataformas móviles pueden sobrecargar a estos profesionales con demasiada información y generar un estado de fatiga que conduzca a que todos los datos sean ignorados y, en último caso, se abandone el uso de las aplicaciones.

Este punto es o será especialmente crítico en sistemas que integren mecanismos automáticos de alertas o incluso en sistemas que integren comunicaciones directas con los pacientes a través de sistemas de mensajería. Deberá analizarse con mucho detenimiento la criticidad de la información enviada directamente a los dispositivos para no saturar a los profesionales con información poco relevante.

Durante los próximos años esperamos asistir a un desarrollo muy importante en plataformas de salud móvil. Estas plataformas están cambiado y van a cambiar la forma de trabajo de los profesionales y su relación con los propios pacientes. Su potencial y utilidad es enorme, pero sólo respetando una serie de premisas básicas estas plataformas se asentarán con garantías en los sistemas sanitarios, en los profesionales y en los propios pacientes.

¿Cuáles creéis vosotros que son los pilares en los que se deben asentar este tipo de plataformas?

Foto: SamsungTomorrow

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “3 pilares de las plataformas de salud móvil

  1. Reblogueó esto en Pediatría en Panamáy comentado:
    Excelente entrada al blog Hablando de eSalud, por Pedro Gonzalo.

    Me gusta

    Publicado por Dr. Alcibíades Batista González | 20/04/2015, 17:46

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: