//
Estás leyendo...
eSalud

La eSalud, ¿al alcance de todos?

La salud digital o eSalud es un hecho, de eso creemos que no le cabe duda a nadie. Ha venido y está aquí para quedarse y cambiar por completo los procesos de salud que hemos venido conociendo hasta la fecha. Pero ¿de qué manera lo está haciendo? ¿Está al alcance de todo el mundo? ¿Lo estará en el futuro o crearemos grupos de dos velocidades, grupos de pacientes y profesionales más cercanos a ella y otros completamente alejados de la eSalud?

Pacientes de dos velocidades

Uno de los mayores problemas a los que debemos enfrentarnos al desarrollar e introducir programas y procesos tecnológicos es la posibilidad de crear pacientes de dos velocidades: aquellos que se involucran y participan de los mismos y otros que rechazan, no aceptan o no entienden dichos avances.

Y no sólo pensamos en gente joven y gente mayor como dos grupos totalmente enfrentados. De hecho y sorprendentemente (para algunos), la gente mayor está aceptando las nuevas tecnologías de forma rápida y eficaz, adaptándose a sus requerimientos y utilizándolas más allá de lo que cabría esperar hace unos cuantos años.

Sin embargo no debemos perder de vista el hecho de que al introducir nuevos procesos es necesario hacerlo siguiendo dos premisas fundamentales: la sencillez y la accesibilidad. Todo aquello que hagamos debe ser suficientemente sencillo para que todos los pacientes lo puedan utilizar independientemente de sus habilidades tecnológicas. Y además todos y cada uno de los pacientes que lo necesiten o requieran deben tener la posibilidad de acceder a estas tecnologías o aplicaciones independientemente de su nivel económico.

No nos podemos permitir el lujo de dejar fuera de la eSalud a ningún paciente que lo necesite. Es imperativo que nos preocupemos por no crear pacientes de dos velocidades y que, entre todos, hagamos extensible la eSalud a todo aquel que quiera estar involucrado en ella.

El ejemplo del Apple Watch … y algún otro

Un ejemplo claro de lo que exponemos lo tenemos, hoy en día, en el Apple Watch, en el que todo el mundo tiene puesto un ojo (o incluso los dos) y que viene prometiendo una revolución en la forma de entender la recogida de de datos de salud personal.

El precio del Apple Watch (del conjunto necesario, no solo del propio dispositivo) hace que hoy por hoy sea un objeto de lujo, sólo al alcance de algunos privilegiados que pueden permitírselo o de otros pocos frikis enamorados de la tecnología que lo compran únicamente por estar a la última. Podemos pensar que sólo cuesta unos pocos cientos de euros y que podría merecer la pena si fuera realmente útil para el cuidado de la salud personal pero en el contexto económico de hoy en día, donde hay gente que no tiene recursos ni para hacer tres comidas diarias, esa pequeña cantidad de dinero puede suponer un escalón insalvable para acceder a ella.

La diabetes también nos ofrece otros ejemplos muy significativos, como el caso del FreeStyle Libre y otros dispositivos destinados a medir los niveles de glucosa sin pinchazos ni tiras reactivas. Fuera de los sistemas públicos de salud, su coste hace que también quede fuera del alcance de muchos enfermos.

Y profesionales e instituciones también

Pero al igual que sucede con los pacientes, también debemos prestar atención a los profesionales e incluso a las propias instituciones.

El desarrollo de la eSalud debe implicar a todos los estamentos de las instituciones sanitarias, desde la dirección hasta el último de los profesionales que deben o quieran utilizarla.

En nuestra contra juega la distribución territorial de las competencias en sanidad, en manos de las diferentes comunidades autónomas que dirigen sus esfuerzos en líneas de trabajo diferentes en función de sus necesidades. No es cuestión de valorar si estamos de acuerdo en dicha distribución (eso será objeto de otro post posterior) pero es cierto que puede generar que haya diferencias entre unas y otras.

De la misma forma que sucede con los pacientes, no debemos permitir que la eSalud deje de llegar a todos los agentes de la salud, ni por motivos territoriales, ni por su profesión, ni por cualquier otro que se nos ocurra. Es necesario que todos ellos, y especialmente los profesionales que se encargan de la atención a los pacientes, tengan acceso al potencial que supone el desarrollo de la eSalud.

La difusión y la financiación, claves importantes

Para evitar que se produzca esta segregación de pacientes y profesionales será necesario que haya una adecuada financiación de los programas de eSalud. Es cierto que los sistemas públicos atraviesan dificultades económicas, con su sostenibilidad en el punto de mira, pero debemos ser capaces de demostrar que la inversión en programas de eSalud es rentable y que merece la pena que sean debidamente financiados. De esta misma forma, la financiación debe alcanzar también a los pacientes para que ellos también puedan disfrutar de las ventajas que la tecnología puede aportar a su cuidado.

Por otro lado también es clave que los profesionales del medio hagamos una adecuada difusión de los avances que se realicen. Exponer las ventajas, tanto sociales como económicas, será fundamental para la adecuada expansión de los proyectos que iniciemos.

A pesar de que la eSalud será clave en los procesos de atención a los pacientes debemos analizar de qué forma haremos llegar todos esos cambios a los colectivos que deben utilizarla. Que sea sencilla y accesible será la fórmula para que se extienda más allá de unos grupos concretos de pacientes.

¿Creéis que actualmente la eSalud está al alcance de todo el mundo? ¿En qué linea debemos trabajar para no crear nichos de pacientes y profesionales más y menos involucrados?

Foto: Gongashan

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “La eSalud, ¿al alcance de todos?

  1. Reblogueó esto en Arcanus's Random Stuffs.

    Me gusta

    Publicado por davidormeno | 27/06/2015, 12:15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.224 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: