//
Estás leyendo...
General

Lo que hemos aprendido escribiendo Hablando de eSalud

Hace ya cosa de un año nos decidimos a iniciar una nueva aventura y empezamos a escribir este blog. Un año pensando temas sobre los que escribir, luchando por hacer aflorar esas ideas que pensamos que pueden ser interesantes. Un año de sacrificios, de esfuerzo y trabajo (mucho trabajo), de responsabilidad … pero también de muchos momentos y muchas situaciones que han hecho que todo esto haya merecido la pena.

Inicialmente, dudas y más dudas

Los primeros momentos fueron los más complicados. Tomada la decisión de empezar, el diseño, los primeros contenidos, … todo eran dudas. ¿Nos visitará alguien? ¿Interesarán los temas que podamos plantear? ¿Seremos capaces de mantener el ritmo y escribir periódicamente tal y como queremos? Todo era oscuridad, inseguridad, temor.

Pero una vez puestos en marcha y desde nuestro primer post nos sentimos muy bien acogidos y muy arropados, tanto entre nuestros allegados como en la redes sociales, con amigos (porque no se les puede llamar de otra manera) que desde el primer minuto nos brindaron su apoyo, su ánimo, su consejo. Eso hizo que todas esas dudas iniciales se disiparan, que perdiéramos el miedo. Nos dimos cuenta de que no íbamos a estar solos en el camino, que íbamos a tener gente con nosotros apoyando, animando, ayudando. Y eso hizo todo mucho más fácil.

Organización, constancia, sacrificio

Una de las cosas que más nos ha costado mantener ha sido el hecho de publicar periódicamente. Tenemos nuestras obligaciones profesionales y conjugar éstas con nuestra vida privada y con el blog ha supuesto un tremendo esfuerzo y mucho sacrificio, robando horas a todo el mundo y sacando tiempo de donde no lo había. Elegir temas y desarrollar contenidos ha sido complicado, trabajo muchas veces nocturno y que ha supuesto que tuviéramos que dormir algo menos de lo que se supone que es necesario.

Este sacrificio, debido fundamentalmente a la falta de tiempo, ha supuesto tener que organizar y compartimentar mucho todo pero especialmente nuestras propias ideas. Elegir los mejores momentos para escribir, sin distracciones externas, sin alterar nuestras rutinas. Anotar cada idea para desarrollarla más tarde. Ampliar nuestras fuentes de información para poder documentarnos adecuadamente y estar al día con todos los temas posibles. Hemos tenido que ir ajustándonos sobre la marcha para poder sacar cada semana un nuevo artículo. Y ha sido muy complicado.

Aprender, y mucho

Para nosotros el mundo del blogging era absolutamente desconocido antes de empezar y ahora, después de un año, aún somos simples aprendices. Es un mundo apasionante y más complejo de lo que uno se puede imaginar pero te permite aprender cantidad de cosas que, de otro modo, sólo aciertas a atisbar a través de blogs y lecturas especializadas.

Hemos aprendido (un poco) a comunicar nuestras ideas ordenadamente. Hemos ampliado nuestro conocimiento de algunas herramientas y hemos descubierto muchas otras que nos han ayudado en nuestro día a día. Hemos aprendido a llevar un blog en equipo. Hemos aprendido con quién podemos contar para que nos ayude. Hemos aprendido … que aún tenemos mucho que aprender y que sólo hemos dado nuestros primeros pasos en este mundo.

Perder el miedo a lo que opinen los demás

Quizás lo que más asusta siempre que expones tus ideas en público es la crítica que recibirán. Infunde mucho respeto no saber quién va a leer lo que puedas escribir y qué opinión le podrá merecer. Es, posiblemente, uno de los principales motivos por los que la gente no se lanza a una aventura de este tipo.

Sin embargo en cuanto empiezas te das cuenta de una cosa fundamental: el gran respeto que existe en la comunidad. Sea cual sea el tema que hayamos planteado, todas las opiniones (tanto buenas como no tan buenas) se han vertido desde el respecto hacia las ideas de todo el mundo. Y eso dice mucho de la gente que se ha acercado a leernos y a comentar en nuestro blog. Es algo por lo que merece la pena seguir escribiendo y seguir compartiendo nuestras ideas.

Porque todas las ideas son importantes, aunque no lo creas

Posiblemente el hecho más sorprendente y que más nos ha llamado la atención de entre todo lo que nos ha pasado es que todo, absolutamente todo lo que se te puede ocurrir puede ser interesante para alguien.

Cuando desarrollas una idea y la conviertes en un post es inevitable pensar a quién o quienes les podrá interesar. No obstante incluso en esas ocasiones en las que crees que ese artículo no será demasiado interesante te das cuenta de que estabas equivocado y de que puede alcanzar a más gente de la que esperabas inicialmente.

.. y mucha, mucha paciencia

Tener paciencia ha sido, seguramente, una de las cosas más importantes que ha conseguido que este blog haya seguido adelante semana tras semana. Paciencia para mantener el ritmo de publicación, sin desfallecer aunque no hubiera tiempo. Paciencia para escribir sobre temas desconocidos o más alejados de nuestro ámbito profesional, tratando de documentar esas ideas de la mejor manera posible. Paciencia para escribir de nuevo aunque el post anterior no fuera lo suficientemente bueno o interesante. En resumen, paciencia para continuar a pesar de todas las dificultades.

Para notros esta aventura está siendo apasionante y animamos a todos aquellos que tengáis alguna cosa que decir a que os decidáis y creéis vuestro propio blog. Sin duda ¡no os arrepentiréis!

Foto: Kristina B

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.217 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: