//
Estás leyendo...
TIC's

eSalud y el ciclo de vida del software

El mundo del desarrollo de aplicaciones también ha sufrido notables cambios en los últimos años de la mano de las nuevas tecnologías y los nuevos dispositivos que han surgido. El ciclo de vida del software ha cambiado al igual que lo ha hecho el del hardware y debemos adaptarnos a los nuevos tiempos.

Y es que todos nosotros, en nuestros teléfonos y tabletas, sufrimos un constante bombardeo de actualizaciones de las aplicaciones que tenemos instaladas. El ritmo de nacimiento de nuevas aplicaciones es muy rápido y su actualización, constante. Esto afecta a todos los sectores pero muy especialmente al mundo de la salud, muy sensible a los cambios.

De la mano de la evolución de hardware

El desarrollo y la evolución de las aplicaciones está íntimamente ligado al desarrollo del hardware que lo soporta. No sólo si éste incrementa sus prestaciones (velocidad, memoria, procesamiento gráfico, …) sino también por los nuevos dispositivos y periféricos que nos propone. Ejemplos como el uso de Kinect o las Google Glasses son algunos ejemplos que todos tenemos en la cabeza.

Es difícil determinar si es este nuevo hardware el que que permite la creación de nuevas aplicaciones o es la necesidad de los desarrolladores de aplicaciones mejores o diferentes la que lleva a los creadores de nuevos dispositivos a romperse la cabeza para crear aparatos que las puedan soportar. Lo que está claro es que ambos mundos trabajan de la mano y sin el uno no existiría el otro.

Pero el hecho es que la velocidad de nacimiento de nuevos dispositivos conlleva asociado el desarrollo de nuevas y mejores aplicaciones a las que los usuarios tenemos que adaptarnos continuamente. Y no sólo en el mundo de las apps (donde la velocidad de creación de nuevas aplicaciones es vertiginosa) sino también en el tradicionalmente más estable mundo del pc de escritorio, que se ha visto arrastrado a este nuevo entorno de actualizaciones y cambios frecuentes.

¿Lejos de las necesidades de los usuarios?

Pero de nuevo nos preguntamos si este desarrollo viene a cubrir necesidades reales de los usuarios o no. La pregunta no es sencilla pero en general la respuesta es similar a la que obtuvimos cuando realizamos este mismo análisis del hardware.

Cierto es que en lo que a aplicaciones respecta, nuestras propias necesidades han cambiado mucho en los últimos tiempos. De ser simples consumidores de información nos hemos convertido en parte integrante del mundo digital, participando en redes sociales, generado y registrando información a través de dispositivos móviles, etc. Esto hace que sean necesarias nuevas aplicaciones para ofrecer los servicios que los usuarios demandamos. En este sentido requerimos constantemente nuevos servicios y aplicaciones que nos permitan acceder a ellos.

No obstante esto ha generado un mundo altamente competitivo en el cual todo el mundo quiere participar. Disponemos de infinidad de alternativas para casi cualquier cosa que se nos ocurra pensar o necesitar y constantemente nacen otras nuevas que tratan de robar protagonismo a las existentes.

En esta guerra el usuario es el gran beneficiado, pero también el gran perjudicado. Beneficiado por la mejora constante de las prestaciones que se le ofrecen con más y mejores alternativas día tras día. Pero también perjudicado porque entre tantas alternativas es dificil distinguir el grano de la paja. Y porque en muchas ocasiones las empresas crean la necesidad antes incluso de que nosotros mismos sepamos que la tenemos.

El fin de los proyectos faraónicos

En esta avalancha de aplicaciones y actualizaciones uno de los factores mas importantes es estar en el mercado. Ya no sirve con tener un proyecto y empezar a construirlo poco a poco. El time to market se ha reducido tanto que lo mas importante en estos momentos es tener aplicaciones en el mercado.

Y además estas aplicaciones, si queremos ofrecer una imagen adecuada, deben ser actualizadas con frecuencia de forma que los usuarios vean que están vivas y que se revisan constantemente. Ya no vale con crear una aplicación, subirla a una tienda y listo. Hay que mantenerla, adaptarla, modificarla …

En este sentido podemos decir que el tiempo de las grandes apliaciones ha pasado. Ya no se concibe iniciar proyectos cuya fecha de finalización sea incierta y que se dilaten durante años en el tiempo. Es necesario llegar al usuario cuanto antes, casi a cualquier precio. Y además hacerlo antes que los demás para tener cierto protagonismo.

El mundo sanitario es muy estable

En más de una ocasión hemos defendido que a pesar de que el mundo sanitario es muy especial, en muchos aspectos se enfrenta a los mismos retos y dificultades que otros sectores. Sin embargo en el mundo de las aplicaciones el sector de la salud es notablemente diferente del resto.

En general podemos afirmar que la vida de las aplicaciones que se emplean en el sector sanitario suele ser superior a lo que normalmente sucede en otros sectores. Es habitual ver que las diferentes aplicaciones departamentales utilizadas tienen bastantes años de uso, incluso se puede calificar de antiguas, y sin embargo siguen funcionando sin problemas con pequeñas actualizaciones periódicas.

Se une a esta estabilidad el hecho de que los usuarios del sector sanitario no son demasiado partidarios del cambio. Los procesos de actualización de sistemas en el mundo sanitario son complejos y requieren de mucha coordinación, planificación y formación por lo que éstos se llevan a cabo con poca frecuencia.

El ciclo de vida del software ha cambiado y todos debemos adaptarnos a él. Desde los proveedores a los usuarios, pasando por las organizaciones sanitarias, todos debemos cambiar la forma en la que vemos las cosas. No obstante no debemos dejarnos llevar por el mercado ya que no siempre los cambios son necesarios ni son bien recibidos.

¿Creéis que la evolución de las aplicaciones va de la mano de las necesidades de los usuarios? ¿O es el mercado el que impulsa estos cambios?

Foto: Lee Bennett / Visual hunt / CC BY-NC-SA

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.217 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: