//
Estás leyendo...
eSalud

2015, un año de eSalud

Llega el final del año y es tiempo de hacer balance de lo que hemos visto durante este año 2015 en el mundo de la eSalud.

Ha sido un año muy intenso marcado sobre todo por la participación y el dialogo. Vemos con alegría que cada vez hay más profesionales que se incorporan a las redes sociales y eso se nota en las conversaciones, en los artículos de los blogs y en los propios congresos y eventos, donde la presencia de los mismos es cada vez más notoria.

El año de los wearables

Sin duda 2015 ha sido, tal y como se esperaba, el año de los wearables. En este sentido hemos podido ver grandes novedades e importantes avances, en la línea de lo que era previsible que pudiera suceder.

Los protagonistas indiscutibles han sido, sin lugar a dudas, los relojes inteligentes o smartwatches. Con Apple a la cabeza muchos han sido los fabricantes que se han incorporado al mundo de los relojes y han mostrado productos que, revolucionarios o no, han supuesto que este mercado haya sufrido un gran empujón. Este avance ha dejado ligeramente de lado el desarrollo de las pulseras de actividad, que venían siendo las protagonistas del mercado. Aún con su cuota de venta, van perdiendo terreno frente a dispositivos más completos y con mayor funcionalidad. Veremos si consiguen resistir el paso del tiempo o son finalmente absorbidas por otros productos

Sin embargo no ha sido lo único que hemos visto durante este 2015. De la mano de los teléfonos inteligentes han surgido muchos e interesantes dispositivos que, a través de sensores remotos o directamente conectados a ellos, han desarrollado aspectos de salud digital que parecían lejos de ver la luz hace sólo unos años. Ropa repleta de sensores, termómetros, dispositivos que permiten transformar un teléfono en un ecógrafo portatil … son infinidad los ejemplos de los que hemos sido testigos a lo largo de este año 2015. Sin duda en este sentido el nacimiento y crecimiento de este tipo de dispositivos continuará en auge durante los próximos años.

La comunicación, in crescendo

También apuntábamos hace ahora un año que en 2015 veríamos un aumento en los procesos de difusión de la eSalud y creemos que así ha sido. Hemos sido testigos de muchos y grandes eventos, de muy diversa índole. Algunos ya asentados pero otros de reciente creación, han reunido a profesionales de todos los ámbitos para mostrar y difundir los avances que se han producido. La posibilidad de presenciar la mayoría de ellos a través de plataformas de streaming nos ha permitido a muchos de nosotros asistir de forma virtual (si las circunstancias laborales no permitían el desplazamiento físico), lo que ha acercado si cabe mucho más lo expuesto en ellos.

Muy reseñable ha sido el hecho de que a lo largo de 2015 hayan surgido dos asociaciones diferentes cuyo fin es la difusión de la eSalud. Tanto la Asociación de Salud Digital como la Asociación de Investigadores en eSalud nacen a partir de la iniciativa de diversos profesionales que han tratado de reunir a otros para impulsar y resaltar la importancia de la eSalud en estos momentos.

Gamificación, la gran sorpresa

Quizás no para todos pero sí para muchos (entre los que nos incluimos), la gamificación comienza a ser una realidad en el mundo de la eSalud, con un mercado un potencial nada desdeñable.

El Congreso Anual de Juegos de Salud (dedicado en exclusiva a este mundo) pero también otros eventos han mostrado cómo el mercado de los juegos tiene muchas cosas que aportar al mundo de la salud tanto en la formación de profesionales como en la atención al paciente. Existen muchas iniciativas en marcha y se espera que sigan naciendo nuevas en el futuro.

Big Data, siempre la gran promesa

Y como siempre, el Big Data continúa siendo la asignatura pendiente de la eSalud: la eterna promesa, de lo que todo el mundo habla pero pocos han puesto en práctica realmente.

A diferencia de otras industrias y sectores, que ya están empleando técnicas analíticas como parte integral de sus negocios, el Big Data en salud aún tiene mucho recorrido por delante, a pesar del potencial que todos reconocemos. Los datos existen y cada vez son más cuantiosos pero aún debemos ser capaces de estudiarlos y analizarlos para extraer de ellos la información relevante. Así se desprende del informe Big Data y Salud de Planner Media que recientemente ha visto la luz.

Velocidad: la justa

Lo que sigue extrañando (y que ya comentamos en este mismo blog hace unas semanas) es que la eSalud continúa sin avanzar al ritmo que todos esperamos que lo haga.

A pesar de que día tras día se presentan novedades, avances, nuevas iniciativas,… y todos tenemos grandes expectativas de lo que supondrán para el desarrollo de la salud digital, todas ellas están aún lejos de llegar al paciente de a pie. Algunas de ellas llegan a materializarse en proyectos piloto, a través de un grupo controlado de pacientes o profesionales o a ser descargados o empleados por un puñado de usuarios. Pero en general la mayoría de las iniciativas que vemos están lejos de poder ser utilizadas por una gran masa de pacientes o profesionales.

¿Cómo creéis que ha sido el año 2015 en el mundo de la eSalud?¿Qué destacaríais vosotros de este año que termina?

Foto: Theresa J. Marquez

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ¿Qué esperamos en 2016 en el mundo de la eSalud? | Hablando de eSalud - 04/01/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.224 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: