//
Estás leyendo...
mHealth

eSalud para mejorar la adherencia a los tratamientos

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el sistema sanitario actual es conseguir que los pacientes cumplan en su totalidad los tratamientos prescritos por los médicos. Esta falta de compromiso con el tratamiento, observada no sólo en tratamientos crónicos sino también en otro tipo de enfermedades, genera problemas tanto a los propios pacientes en su propia salud como en el sistema sanitario incrementando los costes de atención a estos pacientes.

La eSalud, a través de diversos mecanismos, puede proporcionar herramientas que permitan a los pacientes cumplir con sus tratamientos y, de esta forma, mejorar la adherencia terapéutica, con el consiguiente beneficio para ellos mismos y para el propio sistema sanitario.

Más de la mitad de los tratamientos no llegan a cumplirse

Según datos de Organización Mundial de la Salud únicamente el 47% de los tratamientos prescritos llega a cumplirse correctamente, situando en un 12% aquellos que incluso no llegan siquiera a comenzar.

Estos datos son preocupantes debido tanto al número de muertes prematuras que se pueden generar (estimadas en unas 200.000 anuales en toda Europa según el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento) como al incremento de costes que supone para el sistema sanitario (igualmente estimadas por el OAT en más de 11.000 millones de euros en nuestro país).

Diversos factores inciden en la tasa de adherencia

Varios son los factores que inciden en el hecho de que un paciente cumpla o no con el tratamiento prescrito.

Entre todos ellos es de destacar la falta de confianza en los profesionales prescriptores como uno de los principales. También el miedo y el desconocimiento a los efectos secundarios, la complejidad de los tratamientos (tanto en cantidad de productos como en número de tomas indicadas), la edad de los pacientes o la falta de síntomas que hacen creer que se ha superado la enfermedad. Sin embargo en todos los casos lo que se detecta es una clara falta de comunicación médico-paciente ya que, mientras que los primeros creen que los segundos están cumpliendo los tratamientos los pacientes no informan adecuadamente a los profesionales sobre este incumplimiento.

Para prevenir estos factores es clave una correcta educación de los pacientes, haciéndoles más participes de sus enfermedades y su tratamiento así como de los beneficios y consecuencias que tiene una incorrecta administración de la medicación prescrita. La implicación de los médicos y de la industria es clave en este sentido, como se apunta desde la OAT.

¿Cómo puede ayudar la eSalud a aumentar la tasa de adherencia?

Aunque en último caso la responsabilidad de cumplir o no con un determinado tratamiento recae en el propio paciente la tecnología puede ofrecer un conjunto muy importante de alternativas que ayuden a los pacientes a no caer en el abandono de estos tratamientos.

No es necesario buscar grandes inventos. Algo tan sencillo (y económico) como un simple SMS a modo de recordatorio ha demostrado tener un gran potencial en la mejora de la adherencia al tratamiento en pacientes crónicos o con enfermedades de larga duración.

De manera más avanzada también podemos encontrar diversas aplicaciones que desde nuestro teléfono móvil nos avisan de cuándo debemos tomar la medicación (junto con otras funcionalidades como alerta de interacciones, alergias o imágenes de los productos que debemos consumir para evitar errores). En esta línea está, a modo de ejemplo (dado que cada vez existen más aplicaciones de este tipo), RecuerdaMed, desarrollada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía en colaboración con un grupo de profesionales sanitarios expertos en el uso seguro de la medicación.

Incluso dichas aplicaciones, como puede ser Mango Health emplean técnicas de gamificación para motivar a los pacientes a que cumplan el tratamiento prescrito. A cambio ofrecen recompensas en forma de vales descuento, tarjetas regalo y otros premios obtenidos cuando los pacientes toman adecuadamente su medicación.

También en los últimos años estamos asistiendo al nacimiento de dispositivos que a modo de pastillero inteligente tratan de que nos tomemos la medicación pautada en la dosis y el horario que corresponda. Es el caso de, por ejemplo, AdhereTech, una botella inteligente que mediante avisos visuales, notificaciones en nuestros teléfonos o incluso llamadas de teléfono automáticas nos avisa de cuándo debemos tomar las pastillas.

adheretech

Aún hay muchas cosas por hacer

Aunque de bastante utilidad, todos los mecanismos que hemos repasado presentan una carencia similar: no interactúan con el profesional responsable de la salud de los pacientes salvo (y si se produce) por la propia prescripción de la app o del mecanismo o por la transmisión de la información por los propios pacientes.

Efectivamente. La prescripción no se incorpora a la aplicación de forma automática desde los sistemas de los profesionales que la realizan sino de forma (más o menos) manual por parte de los pacientes. No creemos que fuera demasiado costoso promover dicha integración y facilitaría enormemente la tarea de introducir inicialmente la medicación a tomar (uno de los puntos más complejos en este tipo de aplicaciones y sistemas).

Tampoco el profesional recibe un feedback de lo que está haciendo el paciente (del grado de cumplimiento que el paciente registra, evidentemente). De este modo la labor de seguimiento y análisis de lo que está sucediendo con el tratamiento se circunscribe al ámbito de la relación médico-paciente exclusivamente, sin intervención de la tecnología.

De nuevo y como ya hemos comentado en otros aspectos de la eSalud la integración entre las plataformas se determina crucial para no sólo obtener el objetivo final (que no es otro que el hecho de que el paciente cumpla con su tratamiento) sino para conseguir primero que las aplicaciones o dispositivos sean sencillos y útiles y que los médicos se beneficien de la información recogida por ellos. Sólo así conseguiremos tasas de adherencia mayores y, en consecuencia, habremos mejorado la calidad de vida de los pacientes y el trabajo de los profesionales.

¿Creéis que la eSalud puede ayudar en la mejora de la adherencia terapéutica? ¿Conocéis alguna experiencia al respecto?

Foto: tr0tt3r via VisualHunt / CC BY-SA, AdhereTech, Junta de Andalucía

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: El boletín del pensamiento « SdeSalud - 04/04/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: