//
Estás leyendo...
eSalud, TIC's

Comunicación médico-paciente en la era de la eSalud (I)

Hoy en día, en una sociedad hiperconectada, tenemos a nuestra disposición innumerables canales de comunicación para ponernos en contacto con familiares, amigos, compañeros, clientes … Sin pensar demasiado a todos nos viene a la mente el WhatsApp o sistemas similares, que hemos incorporado a nuestra vida como un elemento más y que utilizamos prácticamente de forma constante.

Sin embargo y a pesar de las grandes posibilidades que tenemos a nuestra disposición, la comunicación entre médicos y pacientes se sigue desarrollando fundamentalmente a través de los canales tradicionales: presencial o telefónico. Poco o muy poco se ha avanzado en la línea de dotar al sistema sanitario de alternativas a estos medios de comunicación y sólo en los últimos tiempos empezamos a ver alguna otra opción que, aunque falta de desarrollo, parece que aportará significativas mejoras en este aspecto en el futuro.

Revisaremos en primer lugar los fundamentos técnicos que tienen cumplir las aplicaciones y los sistemas de comunicación y posteriormente en un segundo post analizaremos las principales alternativas a la comunicación tradicional y su situación.

Puntos clave: seguridad y confidencialidad

Dadas las especiales características de los datos sanitarios y de la naturaleza de información en la comunicación médico-paciente, la clave para determinar si un mecanismo de comunicación podrá ser usado reside en dos conceptos clave: la confidencialidad y la seguridad.

Para que un sistema de comunicación sea aceptable para un entorno de máxima seguridad como el sanitario debe garantizarse en todo momento que el mensaje sea entregado a la persona que debe recibirlo y a nadie más. Este punto es quizás el más difícil de conseguir ya que se debe confiar en el paciente y en los datos que proporciona (y que están introducidos en los sistemas de información). Existen mecanismos técnicos que pueden garantizar que sólo aquel que nosotros queramos pueda leer los mensajes que enviamos (encriptación de mensajes con una contraseña previamente acordada, certificados digitales, etc) pero no son, en muchos casos, sencillos de implementar ni cómodos de utilizar por los profesionales y los pacientes.

También debemos asegurar que la información que viaja lo hace de forma segura (que nadie pueda interceptar dicha información y si lo hace sea ilegible para él) pero además, que allí donde quede finalmente almacenada esté protegida de posibles ataques o filtraciones. Este último punto es especialmente importante a pesar de que no todos los fabricantes lo tienen en cuenta (a modo de ejemplo os dejamos este post de @ChemaAlonso referente a la encriptación de Whatsapp en Iphone).

Ambas características deben ser condiciones necesarias para que un sistema de comunicación pueda ser utilizado en el entorno sanitario con garantías suficientes.

Otros aspectos a considerar en la comunicación electrónica

Lo primero que debemos tener en cuenta en las comunicaciones médico-paciente a través de medios electrónicos es que éstas deben tener la misma consideración de confidencialidad que cualquier otra comunicación que se realice.

En el caso de emplear cualquier tipo de comunicación electrónica con los pacientes estos deberían ser informados de los peligros y los riesgos que conlleva y contar con su autorización a través de un consentimiento informado o documento similar.

También debería ser fundamental que cualquier conversación que se mantenga con un paciente, sea por el medio que sea, quede documentada en la historia clínica del mismo de forma que pueda ser consultada por el propio médico o por otros profesionales en caso de necesidad. No necesariamente hablamos de incluir una transcripción, pero sí cuando menos de la información esencial referente a la consulta mantenida. Si la historia clínica no estuviera digitalizada, sería necesario incorporar esta información a la historia clínica en papel del paciente.

Pero también debemos considerar un aspecto que muchas veces no se tiene en cuenta. La inclusión de métodos de comunicación alternativos a los tradicionales no debe suponer en ningún caso una interferencia en el trabajo diario de los profesionales. No es aceptable de ninguna manera que un médico, durante una consulta presencial con un paciente, se ponga a contestar por WhatsApp a otro.

De esta forma la consulta por métodos electrónicos (sea cual sea ésta) debe estar regulada y controlada de la misma forma que lo están las consultas presenciales o telefónicas. Los profesionales deben disponer de horarios acotados en sus agendas para esta labor, sin que genere una sobrecarga sobre tu trabajo diario y sin que les suponga un laste sobre el trabajo (ya de por sí demasiado ) que vienen desempeñando.

Fundamental: prudencia y sentido común

Como en todos los casos, a la hora de plantearse la posibilidad de utilizar medios alternativos para comunicarse con los pacientes, la prudencia y el sentido común deben ser quienes rijan las decisiones a tomar.

El apoyo de los servicios de TI a la hora de valorar la conveniencia de utilizar un mecanismo u otro de comunicación debe ser fundamental. Ellos serán quienes mejor nos podrán asesorar sobre si el sistema es o no seguro y si lo podremos utilizar en nuestro entorno de trabajo. Y aunque pueda resultar sencillo y tentador, nunca debemos utilizar sistemas de comunicación por nuestra cuenta.

¿Es posible cambiar el modelo de comunicación medico-paciente? ¿Estamos preparados, técnica y funcionalmente para cambiarlo? ¿Hay garantías suficientes?

Foto: Eduardo Woo

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Comunicación médico-paciente en la era de la eSalud (II) | Hablando de eSalud - 02/05/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.217 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: