//
Estás leyendo...
TIC's

La era de la convergencia

Todos nos hemos dado cuenta de la rápida evolución que están sufriendo los teléfonos móviles o teléfonos inteligentes. Mes tras mes surgen nuevos modelos, con procesadores más rápidos, más memoria o espacio de almacenamiento. Sus capacidades son cada día más notables y ofrecen a los desarrolladores la posibilidad de crear aplicaciones cada vez más completas que rivalizan en funcionalidad con las ya disponibles para el escritorio.

Esta evolución de los dispositivos móviles hace que se difumine la línea que separa éstos de los equipos de sobremesa abriendo la puerta a un nuevo concepto: la convergencia entre escritorio y dispositivos móviles o, yendo un poco más lejos, el uso de nuestro smartphone como nuestro PC de escritorio. Esta es la alternativa hacia la que se dirige una parte de los esfuerzos de los grandes fabricantes, que están empezando a explorar esta vía de la mano del nacimiento de nuevos sistemas operativos.

El smartphone como nuevo equipo de sobremesa

La convergencia, en la práctica, supone que dispondremos de sistemas operativos idénticos (o casi) para dispositivos móviles y equipos de sobremesa. Eso implica utilizar aplicaciones idénticas en cualquier dispositivo, lo que unifica la experiencia de usuario y acerca el verdadero objetivo: utilizar el teléfono como equipo de sobremesa, con las mismas aplicaciones, datos y entorno en cualquier lugar y situación.

A modo de anécdota (pero muy significativa) se dice que el nuevo iPhone 7, presentado recientemente por Apple, es incluso más potente que alguno de sus hermanos portátiles de la misma compañía, lo que da idea de la potencia que empezamos a tener en nuestras manos con los teléfonos móviles de gama alta y las posibilidades que ésto ofrece.

Los primeros pasos: Microsoft y Ubuntu

Los primeros pasos en esta línea fueron dados por Canonical y su versión de Ubuntu, pero quien realmente ha llegado a desarrollar esta idea ha sido Microsoft con Windows 10, las aplicaciones universales y el proyecto Continuum.

Este último permite, a través de un dispositivo de expansión, utilizar el teléfono como equipo de escritorio. Lo podemos ver en la práctica con algunos modelos de Lumia y especialmente con el recientemente presentado HP Elite x3, un magnífico ejemplo que ilustra el camino que podemos llegar a seguir.

Andromeda, la convergencia de Google

Recientes rumores apuntan a que Google está trabajando en un proyecto llamado Andromeda que supondría la fusión entre Android y Chrome OS (el sistema operativo para equipos de sobremesa) para tener un sistema operativo convergente que se adapte a cualquier tipo de dispositivo. Según estos mismos rumores el anuncio se haría durante el evento que Google tiene previsto celebrar el próximo 4 de octubre.

Esto supondría, en la práctica, que Google entraría directamente a competir contra Windows, OS X y las distintas distribuciones de Linux como sistema operativo para equipos portátiles, convertibles y de sobremesa. Una verdadera revolución (o no), dependiendo de cómo se implemente, pero sin duda una gran novedad que supondría un impulso a la convergencia de la que hablamos.

Apple, ¿el siguiente en mover ficha?

Y con Microsoft y Google trabajando en la línea de la convergencia, ¿qué está haciendo Apple?. Pues por ahora nada, o al menos nada se sabe de las intenciones que pueda tener el gigante respecto a la unificación de sus sistemas operativos.

Apple nunca ha tratado de competir (al menos en volumen) contra Microsoft en el mercado del PC, orientando su estrategia hacia segmentos más específicos y en la batalla de los teléfonos inteligentes le va bastante bien con su filosofía. Pero surge la pregunta de qué pasaría si Google se hiciera con buena parte del mercado de Pc’s sustituyendo éstos por teléfonos equipados con Android. Seguramente este cambio de tendencia forzaría a la compañía de la manzana a cambiar su estrategia y buscar soluciones para, al menos, mantener su cuota de mercado. Y entre ellas, dar pasos hacia la convergencia de movilidad y escritorio.

¿Qué puede aportar la convergencia al mundo de la eSalud?

Lógicamente y tratándose de un blog centrado en temas de salud digital debemos hacernos la pregunta de qué beneficios puede traer la convergencia de dispositivos al mundo sanitario.

Esta unificación supondrá, con toda seguridad, un cambio en los sistemas actuales (necesario para adaptarse a los nuevos entornos) pero podría aportar importantes beneficios tanto a las organizaciones como a los profesionales.

Disponer de plataformas únicas deberá suponer, como ya empezamos a ver, aplicaciones universales, desarrolladas una sola vez y válidas en todos los dispositivos. Esto quiere decir que eliminaremos la necesidad de aplicaciones especificas por cada dispositivo, reduciendo el número de sistemas y simplificando su mantenimiento. También se reducirá el parque de dispositivos ya que con un único teléfono se podrán realizar todas las funciones necesarias.

Pero por encima de todo se facilitará en gran medida la movilidad de los profesionales, que podrán tener su entorno de trabajo y sus herramientas en cualquier punto del centro (o fuera de él) en que se encuentren. Acceder a la historia clínica, avisos y alertas generadas en los sistemas … todo al alcance de su mano, en su bolsillo.

Y dando un paso más, la potencia de los dispositivos móviles permitirá el uso de los mismos para nuevas funciones que sólo ahora empezamos a vislumbrar: ecógrafos portátiles, estetoscopios conectados al teléfono … Las posibilidades serán innumerables, todas de la mano del desarrollo de la tecnología móvil.

Tampoco hay que ignorar que no todo serán ventajas. Llevar nuestro equipo de trabajo en el bolsillo supondrá aumentar los riesgos de pérdida, sustracción o uso indebido por parte de terceros, con las implicaciones en materia de seguridad que ésto puede acarrear. También la delicadeza de los dispositivos móviles y su entorno de trabajo supondrá un quebradero de cabeza para los servicios de mantenimiento IT.

Con terminales móviles cada vez más potentes ha llegado el momento de plantear la convergencia de dispositivos. Aún es pronto pero quizás algún día nuestro teléfono sea nuestro ordenador, o nuestro ordenador nuestro teléfono … Quién sabe si iremos a todas partes con un ordenador en el bolsillo, si es que no lo estamos haciendo ya en este momento.

¿Pensáis que un día nuestro teléfono llegará a ser nuestro ordenador personal? ¿Creéis que éste puede ser el futuro que nos espera? ¿Será bueno o malo para todos?

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: