//
Estás leyendo...
mHealth

Estado y tendencias de la salud móvil

Tal y como viene siendo habitual, research2guidance ha publicado la 6ª edición de su estudio sobre el estado y tendencias de la salud móvil (mHealth App Developer Economics 2016). En esta ocasión el informe se ha elaborado a partir de las encuestas realizadas a más de 2600 profesionales distribuidos por todo el mundo y ofrece una visión muy completa del estado actual de la salud móvil.

Hemos conocido este informe a través de Curae Salud, el nuevo y apasionante proyecto de nuestro gran amigo José Miguel Cacho (@josemiguelcacho), quien nos ha dejado un fantástico análisis del mismo. Os dejamos a continuación nuestra propia lectura del informe sobre el estado y las tendencias de futuro de la mHealth a nivel global.

No se aprecian cambios importantes en el último año

Si revisamos el informe y lo comparamos con la edición anterior de 2015 (cuyo resumen hicimos también en este blog) vemos que las cosas no han cambiado demasiado durante este año.

El mercado de aplicaciones móviles sigue creciendo, tal y como se espera, pero con algunos matices. Aumenta el número de aplicaciones y de proveedores de aplicaciones de forma significativa pero no así el número de descargas. Éstas también aumentan pero lo hacen a un ritmo inferior al esperado, pasando de un crecimiento del 35% en 2015 a un 7% esperado para 2016, dando indicio de saturación.

En el resto de aspectos recogidos en el informe no se aprecian cambios muy relevantes con respecto al año pasado. Los proveedores, como es lógico, van evolucionando poco a poco, pero las plataformas hacia las que orientan sus desarrollos siguen siendo las mismas. Igualmente se detectan las mismas carencias en los sistemas de salud y las aseguradoras hacia la incorporación de la tecnología móvil.

El mercado de apps está saturado

Una de las conclusiones más importantes del estudio es que el mercado de apps de salud está saturado. Y es que a pesar de que el número de proveedores de aplicaciones de salud aumenta notablemente y el de aplicaciones lo hace de forma muy importante, el ritmo de crecimiento de descargas de apps no lo hace como se esperaba, mostrando los primeros síntomas de agotamiento.

r2g-2016-1

Esta situación del mercado de apps, que podía intuirse como posible, es ciertamente preocupante por las dificultades que entraña para todos los agentes.

En primer lugar, esta saturación genera importantes problemas a pacientes y profesionales. La cantidad de opciones disponibles hace que los primeros no sepan qué app elegir o cuáles son o no fiables. Los segundos deben (o deberían) evaluar un gran número de alternativas para poder prescribir alguna de ellas a sus pacientes. En cualquier caso el exceso de volumen complica el uso de aplicaciones de salud, creando un ecosistema demasiado diverso y complejo de manejar.

Otro problema relacionado y destacado en el propio informe es la dificultad que encuentran las empresas para monetizar sus desarrollos. El elevado número de actores y de opciones del ecosistema de aplicaciones de salud hace difícil que los desarrolladores consigan generar ingresos por encima de un umbral aceptable. Esto pone en riesgo la continuidad de muchos de ellos y de sus aplicaciones.

La salud móvil no forma aún parte de los sistemas de salud

Otra de las conclusiones destacables del estudio es que la salud móvil aún no forma parte de los sistemas de salud. Y no lo hará tampoco, según las previsiones, en los próximos años. Es algo que ya se apreciaba en informes de pasadas ediciones y que este año continúa de la misma manera. Se trata de otro hecho preocupante por cuanto, como pacientes, esperamos poder partipar en la gestión de nuestra salud de forma conjunta con nuestros sistemas sanitarios a través de dispositivos móviles y no se ve cercano el momento en que esto suceda.

El mercado de aplicaciones móviles de salud continuará estando principalmente gobernado por los consumidores y los pacientes, quienes son y seguirán siendo quienes establezcan las prioridades del mismo.

Objetivos esperados de la salud móvil

En cuanto a los objetivos perseguidos por la salud móvil la monitorización y el bienestar personal siguen siendo los principales argumentos para la creación y lanzamiento de aplicaciones móviles.

Lo que sí es significativo es que el ánimo de los proveedores de aplicaciones de salud es cada vez menos altruista. Se busca cada vez más un beneficio económico (monetización) por encima de la mejora en el bienestar de las personas u otros argumentos más sociales.

En resumen, el mercado de aplicaciones móviles de salud sigue siendo muy importante y lo continuará siendo en los próximos años. No obstante es un mercado muy complejo, que recibe cada vez más atención por parte de los proveedores y empresas de desarrollo de apps y que empieza a dar síntomas de cierta saturación que resulta preocupante. Veremos lo que sucede en los próximos años aunque parece lógico que deba producirse un cambio de tendencia en el futuro, una reorientación de los modelos de negocio y una irrupción de los sistemas de salud que no acaba de producirse.

¿Cuál es vuestra impresión sobre el futuro de la salud móvil?

Foto e imágenes: resear2guideance

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Estado y tendencias de la salud móvil

  1. Muchísimas gracias Pedro, por la referencia. Un admirador 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Publicado por Jose Miguel Cacho | 07/11/2016, 17:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: