//
Estás leyendo...
eSalud

La eSalud en 2016

Como es habitual por estas fechas, la llegada del fin de año nos anima a echar la vista atrás y hacer un balance de lo que ha sido este 2016 en el mundo de la eSalud.

Aunque siempre es complicado elegir una palabra para resumir un año entero, si tuviéramos que elegir una sola podría ser estabilización. Ha sido un año donde no se han producido grandes y sonoros avances sino que se han dado pequeños pero necesarios pasos hacia una salud verdaderamente digital. Lo analizamos a continuación.

Sin avances destacables

Tal y como era previsible a primeros de año, los grandes protagonistas han sido los wearables en sus diferentes presentaciones: pulseras, relojes, sensores etc. El ritmo de presentación de nuevos dispositivos no ha decrecido pero sin embargo las novedades que incorporan son cada vez menores. Parece que el mercado se ha estabilizado a expensas de ver si las pulseras de actividad dejan su sitio a los relojes, éstos se popularizan definitivamente y encontramos nuevos lugares donde ubicar sensores capaces de monitorizar nuestros parámetros de salud. Pero sobre todo lo que será necesario es que estos datos sean útiles, y por ahora no lo son salvo en contadas excepciones.

También la salud móvil ha continuado su imparable avance, con el nacimiento o extensión de nuevas aplicaciones. Muy reseñable ha sido el efecto de Pokemon Go que, aunque ahora ya no es tan popular, desató este verano una verdadera ola de comentarios y opiniones sobre la influencia de los juegos y la gamificación en la salud de las personas.

Uniendo estas dos claras tendencias esperábamos una cierta convergencia entre las plataformas de salud móvil que, sin embargo, no se ha producido. Seguimos teniendo el mismo panorama disperso, sin integración entre todas ellas, lo que complica sobremanera la unificación y explotación de la información.

La realidad virtual y sus posibilidades también han acaparado portadas y numerosos artículos a lo largo de este 2016 pero aún es una tecnología que se muestra inmadura y que no tiene demasiadas aplicaciones prácticas. Los grandes fabricantes presentaron sus propuestas, que ya están (o lo estarán dentro de muy poco) en el mercado pero aún no encontramos motivos que justifiquen su adquisición.

Sin embargo seguimos detectado que los avances que se presentan en el mundo de la eSalud aún no tienen un reflejo claro en el día a día de las personas. Continuamos hablando de ideas, de prototipos, de pilotos, pero no de programas o proyectos para extender toda esta tecnología al mundo de los pacientes.

Las organizaciones y sistemas sanitarios siguen dando pequeños pasitos hacia una salud digital verdaderamente desarrollada pero siguen siendo cortos, demasiado limitados y demasiado lentos. Cuando es noticia (buena, por supuesto) la aparición de una aplicación para gestionar con el móvil las citas con tu médico de familia es que algo va demasiado despacio en el mundo de la salud.

Vulnerabilidad tecnológica y Protección de Datos

Una de las cosas que ha quedado más clara este año es la situación de vulnerabilidad tecnológica en la que se encuentra el mundo de las nuevas tecnologías en general y de la salud en particular.

El ataque de la botnet Mirai aprovechando dispositivos relacionados con el IoT y otros ataques recientes que se han hecho públicos han puesto de manifiesto que el inmenso potencial que tienen los datos de salud les hace especialmente atractivos para los ciberdelincuentes.

También hemos asistido a la aprobación de un nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos de carácter personal, como ya analizamos en este mismo blog, que pone de manifiesto la necesidad de cambios en la legislación para proteger adecuadamente la cada vez más importante información relacionada con la salud.

¿Dónde está el Big Data?

Tal y como ya se preveía, entorno al Big Data sanitario sigue habiendo mucho ruido pero aún pocas nueces. Muchos hablamos sobre ello pero seguimos sin ver verdaderos ejemplos prácticos de utilización de los grandes volúmenes de datos registrados por el mundo de la salud.

Esto se hace especialmente crítico cuando hablamos de los sensores y wearables y la cantidad de información que seguimos recogiendo. Que sigan siendo importantes en el futuro de la salud móvil dependerá del uso que seamos capaces de hacer de dicha información y el big data y las técnicas de análisis de datos deberán por fin despegar y utilizarlos.

Nuevos términos para nuestro vocabulario

Lo que sí hemos hecho a lo largo de 2016 es incorporar nuevos términos a nuestro ya de por sí extenso vocabulario, abriendo nuevas líneas de trabajo que podrán (o no) ser importantes de cara a los próximos años.

En concreto, hemos empezado a hablar de machine learning y de inteligencia artificial, dos conceptos que asociados a los datos pueden permitir avanzar hacia una sanidad más personalizada. Veremos cómo se desarrollan estas tecnologías en el futuro ya que parecen bastante prometedoras.

2016 ha sido un año de transición, de afianzar los procesos que ya habían comenzado en pasados ejercicios y de esperar el desarrollo de nuevas tecnologías que puedan reforzar el carácter digital de la salud hoy en día. Veremos lo que sucede a lo largo de 2017.

¿Cuál es vuestra percepción del año 2016? Esperamos vuestros comentarios.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “La eSalud en 2016

  1. Muy bueno el resumen, muy realista, con los pies en el suelo totalmente. Pero me llama la atención una cosa: esperar al desarrollo de nuevas tecnologías. ¿Bucle TIC? Ahí lo dejo. Felicidades.

    Me gusta

    Publicado por Javier J. Díaz (@JaviJDiaz) | 19/12/2016, 12:45

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.215 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: