//
Estás leyendo...
eSalud

La eSalud y el Hospital Líquido

Retomamos el ritmo habitual del blog recuperando temas que dejamos pendientes antes de terminar el año. Uno de ellos era hablar del concepto del Hospital Líquido a partir de un post de Iñaki González (@goroji) en el que nos proponía una serie de consejos para obtener organizaciones más líquidas.

Y es que la idea de Hospital Líquido no es una novedad. Ya hace años que se acuñó el término de organización líquida y en 2011 éramos testigos de una iniciativa que partía del Hospital San Joan de Deu y que iba encaminada precisamente a crear un hospital más líquido a través de una serie de proyectos que podemos ver en la siguiente presentación.

El concepto de Hospital Líquido

El nombre de “Hospital Líquido” hace referencia a un concepto por el cual los hospitales tratan de extender el cuidado y la atención a sus pacientes más allá de las paredes físicas del propio centro. A través de diferentes procesos los hospitales intentan involucrar a pacientes, familiares, profesionales y a la sociedad en general en la creación de esta idea de diferentes formas:

  • Facilitando la atención a sus pacientes más allá de la ubicación física de éstos y derribando las barreras físicas del propio centro.
  • Promoviendo el intercambio de conocimientos entre los profesionales de los distintos ámbitos de atención.

Se trata, en resumen, de utilizar las nuevas tecnologías para expandir los procesos de atención sanitaria a todos los ámbitos en los que pueda desarrollarse, sin limitarse al entorno hospitalario (o centro de atención) y empleando cualquier medio por el que pueda desarrollarse.

Hablamos de redes sociales, de portales de pacientes o portales temáticos, de espacios de intercambio de conocimiento, de colaboración interprofesional y, como no, de herramientas digitales. Todas ellas unidas buscando un fin común: la atención integral a los pacientes en sus procesos de salud dentro y fuera de los centros hospitalarios.

No es un concepto nuevo, pero no es demasiado visible

Ya hemos comentado que la idea del hospital líquido no es, ni mucho menos, novedosa. Sin embargo no por ello debemos dejarlo en el olvido ya que está, si cabe, más presente que nunca.

Todos conocemos la realidad de nuestros sistemas sanitarios y vemos día a día que la introducción de herramientas 2.0 en el entorno sanitario cuesta mucho; demasiado. Pocos son los centros que dedican tiempo y recursos a desarrollar estrategias digitales y las que comienzan lo hacen (en casi todos los casos) de forma  aislada, sin confianza en la necesidad o el éxito de las mismas.

Iniciativas como las relacionadas con los portales de pacientes son un primer paso que nos permite avanzar hacia un verdadero hospital sin paredes pero aún es muy largo el camino que hay que recorrer para convertir el concepto de hospital líquido a una realidad diaria de nuestras organizaciones sanitarias.

Basado en la comunicación y las nuevas tecnologías

El concepto de hospital líquido debe basarse fundamentalmente en la comunicación y la transmisión del conocimiento a través de las nuevas herramientas que nos proporciona la tecnología.

Las redes sociales y los nuevos canales de comunicación deben servir como primer paso en una estrategia más amplia que pueda acercar la salud y los propios sistemas sanitarios a todos los pacientes al margen del canal o la ubicación geográfica.

Apoyándose en las personas

Pero no sería comprensible ningún proyecto de transformación digital sin tener en cuenta a las personas involucradas, aquellas que deben necesariamente llevarlo a cabo.

Serán los propios trabajadores de los centros sanitarios quienes tengan que poner en práctica las estrategias diseñadas para derribar las paredes de los centros y para ello deben recibir la formación necesaria. Pero además debemos ser capaces de demostrarles las ventajas de estas nuevas formas de proceder, para implicarles en ellas y que formen parte de los procesos de mejora necesarios para afinarlos. Deben sentir que son escuchados, que se les tiene en cuenta, que son parte del proceso y no meros ejecutores.

Y por supuesto no podemos dejar de lado a la otra parte de la ecuación: los pacientes. Nada de esto tendría sentido sin ellos y por lo tanto, sus opiniones y solicitudes deben formar parte también de los procesos de transformación. Deben ser ellos quienes marquen las prioridades, identifiquen sus necesidades y participen en la puesta en marcha de las iniciativas tendentes a extender los procesos más allá de los límites físicos de los centros.

Caminando hacia el hospital del futuro

La transformación de un hospital, de una organización hacia un modelo más líquido es el primer paso hacia una sanidad más moderna, más participativa y, por supuesto, más digital.

Aunque ya no se mencione demasiado, el concepto de hospital líquido está más vigente que nunca y ahora tenemos las herramientas necesarias para ponerlo en marcha, obteniendo así una sanidad mejor para todos.

¿Qué opinión os merece el concepto de Hospital Líquido? ¿Creéis que aún sigue vigente? Os animamos a comentar.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “La eSalud y el Hospital Líquido

  1. Vigente por supuesto! Pero hemos de ser conscientes de las dificultades, tanto tecnológicas (hay por ejemplo zonas rurales con grandes sombras de cobertura móvil por ejemplo), como de alfabetización digital (de profesionales y de pacientes) y sobretodo de cultura (“todo para el paciente, pero sin el paciente” “a mi ya me va bien así”).

    Me gusta

    Publicado por Amalia Franco | 11/01/2017, 07:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: