//
Estás leyendo...
mHealth

El futuro de las tabletas en el mundo de la eSalud

No hace mucho tiempo entendíamos la movilidad como la posibilidad de acceder a cualquier servicio desde cualquier lugar y cualquier tipo de dispositivo y en esa lista incluíamos siempre a teléfonos inteligentes y tabletas.

No obstante, en la vertiginosa evolución de los dispositivos en la que nos movemos hoy en día, las tabletas están perdiendo rápidamente protagonismo y han pasado de ser las estrellas de la movilidad a un dispositivo de menor importancia.

¿El ocaso de las tabletas?

Y es que las tabletas están sufriendo una progresiva depreciación que poco a poco las está conduciendo al ocaso (virtual, evidentemente).

Las cifras no mienten. Apple, el rey del sector, cada vez vende menos Ipad y eso es una muestra de lo que está sucediendo en el sector, que cada vez vende menos dispositivos. Es un síntoma de que o bien ya no es un dispositivo tan atractivo para los usuarios o bien no se encuentran motivos para renovarlos al ritmo que los fabricantes querrían.

Unido a la caída de ventas (o motivada por ello, depende de cómo se mire) los fabricantes ya no consideran tan importante este sector y han dejado de prestarle tanta atención. Lejos quedan aquellas grandes presentaciones, a bombo y platillo, donde las tabletas eran las grandes protagonistas. Ahora son un mero actor secundario en los grandes eventos, si es que se llega a hablar de ellas, y las presentaciones de nuevos modelos pasan totalmente desapercibidas.

Estos dos factores, fundamentalmente, son los que están motivando una progresiva devaluación de la tableta, que ha pasado de ser un dispositivo clave a un dispositivo complementario, orientado fundamentalmente al mercado doméstico y cuya importancia ya no es lo que vino siendo no hace demasiado tiempo.

Otros dispositivos están ocupando su espacio

Pero, ¿cómo hemos llegado a esta situación, si hasta hace poco tiempo todo el mundo hablaba de las tabletas como el paradigma de la movilidad? La explicación no es fácil pero podemos encontrar algún factor de peso si miramos lo que se está anunciando y vendiendo últimamente en el mercado.

Por un lado los teléfonos inteligentes han crecido (si, como los niños) y se han hecho progresivamente más grandes y más potentes. Es difícil encontrar teléfonos de menos de 5” siendo 5.5” la norma habitual y se han popularizado los llamados phablets, los que están por encima de las 6” y que hasta hace no mucho tiempo llamábamos ladrillos. Estos aparatos se han comido el espacio que ocupaban las tabletas de pequeño formato, entorno a las 7”, especialmente con la irrupción de los móviles de bajo coste (chinos sobre todo, pero cada vez con mayor calidad), que han hecho de un sector que antes era demasiado caro algo mucho más accesible.

Por otro lado, las tabletas de gran tamaño, las que se encuentran en el entorno de las 10”, se han visto afectadas por la evolución de los portátiles y convertibles, que han reducido sus dimensiones hasta las 12” (y menos en algunos casos), acercándose a un segmento del que anteriormente se encontraban muy distanciados. A este hecho ha ayudado el nacimiento y expansión de Windows 10, que ha contribuído a que los fabricantes apuesten fuertemente por este tipo de dispositivos en sus estrategias comerciales.

Esto ha dejado a las tabletas en una posición complicada, acosadas por dispositivos que antes estaban muy alejados pero que, con mayores prestaciones, han aproximado su tamaño y su precio para ganar cuota de mercado. Las tabletas aún pueden encontrar espacio en el segmento de las 8” o 9” pero, ¿compensa trabajar en un espacio tan limitado? La respuesta ya la han dado los usuarios y los fabricantes y es un rotundo NO.

Reducir entornos es reducir coste en el desarrollo

Sin juzgar si el hecho de que las tabletas pierdan interés es bueno o malo, sí que hay algunos aspectos muy importantes que hay que tener en cuenta.

Y es que reducir el número de dispositivos diferentes sobre los que es necesario probar y a los que es necesario adaptar nuestros desarrollos es reducir el coste final de las soluciones, especialmente en un escenario tan fragmentado como el actual. También desde el punto de vista de IT reducir el número de dispositivos diferentes reduce el coste de mantenimiento de las infraestructuras y simplifica su gestión.

También simplifica la formación para los profesionales, ya que no requieren aprender a utilizar (por muy intuitivo que pueda ser) un nuevo dispositivo y una nueva solución (si se diseña específicamente) más allá de la utilizada en su equipo de trabajo habitual. Mejor si tenemos que cargar únicamente con un dispositivo en lugar de dos.

La movilidad y el mundo de la salud

Como siempre analizamos la repercusión que puede tener esto en el mundo de la salud y nos damos cuenta de que muchos de nosotros hemos apostado en un momento u otro por la tableta como elemento de trabajo de los profesionales. Y no sólo hemos apostado sino que hemos trabajado para tener aplicaciones (más o menos) dedicadas a ellos.

Y claro, surgen muchas preguntas sobre estos desarrollos y los que puedan llegar: ¿Qué hacemos con los desarrollos existentes, los mantenemos para las tabletas o los adaptamos a los nuevos dispositivos? ¿Y los nuevos desarrollos? ¿Nos olvidamos de las tabletas o las mantenemos en nuestra lista de dispositivos destino de las aplicaciones? ¿Recomendamos a nuestros clientes o usuarios que se compren una nueva o renueven su parque? En estos momentos las respuestas a estas preguntas suscitan más dudas que otra cosa y generan una incertidumbre que puede retrasar o incluso paralizar algunos de los proyectos que ya están en curso.

Las tabletas están poco a poco perdiendo protagonismo como herramienta de trabajo de todo el mundo, incluidos los profesionales de la salud y esto dibuja un escenario tecnológico diferente del que vivíamos hasta ahora. El mercado ya está dictando sentencia y sólo queda mantener la atención a su evolución y adaptarnos a lo que pueda suceder, sea lo que sea.

Foto: NEC Corporation of America

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.224 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: