//
Estás leyendo...
eSalud

¿Qué esperamos en 2016 en el mundo de la eSalud?

Cada comienzo de año supone una oportunidad para analizar y reflexionar sobre lo vivido (como hicimos al ofrecer nuestra visión del año 2015) pero también para especular sobre lo que esperamos que venga en los próximos meses o incluso años. Esto es lo que nosotros esperamos de la eSalud para el 2016 que ahora empieza.

La salud móvil, en expansión

No hay que ser un gran adivino para augurar que el control y la gestión de la salud desde dispositivos móviles seguirá siendo protagonista de numerosas presentaciones y avances durante el año que ahora comienza. El mercado es importante, como también lo es la demanda de los usuarios que cada vez reclaman más y mejores aplicaciones.

Con toda seguridad seguiremos teniendo aplicaciones generalistas destinadas a la recogida de parámetros generales de salud pero progresivamente surgirán más apps de carácter especializado destinadas a la gestión de problemas de salud más personalizados. Ya lo hemos visto con la diabetes, la gran punta de lanza en este sentido, y esperamos que cada vez surjan más propuestas en esta línea.

Así mismo se prevé que se desarrollen un nuevo conjunto de aplicaciones que más allá de la mera gestión de la salud de los pacientes, puedan ayudar incluso en el diagnóstico de problemas de salud empleando procesos analíticos y de inteligencia artificial.

Teléfonos, sensores y dispositivos más especializados

De la mano de las aplicaciones o para dar uso a éstas esperamos que 2016 nos traiga nuevos dispositivos que bien conectados directamente a los teléfonos o a través de múltiples sensores, complementen la información clínica o de salud con más datos de los que ahora se recogen.

Los relojes inteligentes serán sin duda los protagonistas en este aspecto. Superando en funcionalidad (y también en precio) a las pulseras de actividad ocuparán el lugar de éstas en el mercado y, previsiblemente, serán los dispositivos principales de recogida de datos de salud personal. No obstante esperamos el nacimiento y desarrollo de dispositivos médicos mucho más avanzados y especializados destinados a la gestión y tratamiento de patologías concretas.

Queda pendiente para el futuro el conocer si esa información que recogemos será de utilidad o no para el personal sanitario o se quedará, como hasta la fecha, en un conjunto de datos almacenados con el paciente pero con escaso valor clínico.

Integración de plataformas

Necesariamente tanta información almacenada debe ser recogida con un fin. No sólo nos referimos a la recogida por los dispositivos wearables sino también por los propios profesionales en sus sistemas de información.

El primero y más importante debe ser que los datos estén a disposición de todos aquellos profesionales que los necesitan. Por este motivo en 2016 esperamos que las plataformas de comunicación dentro de los propios sistemas sanitarios y entre ellos sigan creciendo con el objetivo de crear una historia clínica única del paciente. No es una labor sencilla y no será cosa de un año o dos pero la interoperabilidad del sistema sanitario debe avanzar necesariamente en esa línea.

Además será importante, si queremos que los datos recogidos por los pacientes sean de utilidad, que éstos pasen a formar parte de su historia clínica. Es previsible que en el futuro veamos cómo los sistemas de información de integran con las plataformas donde se almacenan dichos datos e interactúan con ellas pero no a corto plazo ya que en este momento el objetivo de éstas últimas es acumular datos pero no cederlos.

Selección de la información relevante

No obstante y entre tanta información disponible (el término que se está empleando actualmente es data lake o lago de datos) tendremos que empezar a hacer una cosa: discriminar qué es importante y qué es irrelevante para el profesional. No tiene sentido inundar los sistemas de información, las estaciones clínicas y los sistemas de decisión con datos y más datos que luego no podrán ser utilizados para nada.

Debemos utilizar la cabeza y de la mano de los propios profesionales (quienes tienen que tener la última palabra), filtrar los datos útiles y separarlos del ruido para no desbordarles con información superflua.

Más participación de los profesionales

El desarrollo de la salud digital, en todas sus variantes, aún está fundamentalmente en manos del mundo de la tecnología. Son estas empresas y sus profesionales los principales promotores de aplicaciones y dispositivos, al menos en estos momentos.

Sin embargo los profesionales del mundo sanitario van siendo conscientes cada vez más de que la salud digital ha venido para quedarse y que la pregunta no es si subirse al carro o no, sino cuándo hacerlo. En este sentido esperamos que los profesionales se impliquen cada vez más no sólo en el uso de las nuevas tecnologías (que también) sino sobre todo en la concepción y desarrollo de nuevas aplicaciones y dispositivos.

¿Analítica y Big Data?

En ninguna quiniela falta nunca una referencia a la analítica de datos y el Big Data en el entorno sanitario. Palabras y expresiones que están en boca de todos, que aparecen en todos los congresos y de los que se habla cada día más.

Y sin embargo lo ponemos con interrogantes porque a pesar de que estos procesos ya son muy importantes para muchos sectores, en el mundo de la salud aún están por demostrar su importancia y su relevancia. Vemos con agrado que surgen iniciativas pero aún son demasiado escasas, casi testimoniales. Creemos firmemente en que el futuro de la eSalud pasa en gran medida por explotar la gran cantidad de datos disponibles y extraer de ellos información relevante pero no vemos claro que el año que viene vaya a cambiar la tendencia y asistamos a una explosión de los procesos analíticos. Parece que la cosa va para largo.

De nuevo afrontamos un año lleno de retos y con grandes expectativas por delante. La eSalud está en auge y cada vez son más las empresas y los profesionales que se suben al carro así que esperamos que 2016 venga cargado de grandes y significativos avances. Veremos si realmente se cumplen estas previsiones.

¿Cómo esperáis que venga 2016 en el mundo de la eSalud?

Foto: Jamie Henderson

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: