//
Estás leyendo...
eSalud

5 motivos que frenan la expansion de la eSalud

Todos los que estamos de una forma o de otra involucrados en el mundo de la eSalud somos conscientes del potencial que tiene la salud digital, de lo que podría ayudar en todos los ámbitos de la atención al paciente, de todo lo que se podría conseguir con su extensión total a lo lago de nuestros sistemas sanitarios.

Sin embargo día tras día vemos que el desarrollo y la expansión que podría alcanzar la eSalud en todos los ámbitos no es tan rápida como desearíamos. Y aunque es cierto que durante los últimos años se han dado pasos de gigante para su extensión y aplicación definitiva, la velocidad a la que se aplican los cambios no alcanza el nivel que todos deseamos y que podríamos esperar. Hay muchos y diversos factores que inciden en este desarrollo, algunos de los cuales analizamos a continuación.

Falta de inversión

Uno de los aspectos que más frena el desarrollo de la eSalud es la falta de inversión en salud digital que existe hoy en día. Bien sea por falta de recursos o bien por falta de confianza en las soluciones, es difícil obtener los recursos económicos y materiales que la puesta en marcha de proyectos de esta naturaleza requiere.

Además la tendencia generalizada es siempre la apuesta por soluciones estables, con amplio recorrido en el mercado. Es normal que en épocas donde los recursos económicos son escasos y limitados se opte por retrasar las inversiones, limitarlas en la medida de lo posible y apostar por lo seguro. Pero no es menos cierto que esto limita en gran medida la innovación y la búsqueda de soluciones revolucionarias.

Escaso beneficio tangible

Para conseguir la inversión necesaria para desarrollar la salud digital es imprescindible que seamos capaces de demostrar, y no solo con palabras, los beneficios que aporta.

En un momento en que es complicado obtener recursos, de cualquier naturaleza, es imperativo que cualquier proyecto que comience tenga muy claros y bien definidos los objetivos que debe conseguir. Ser capaz de medir el retorno de los proyectos en términos económicos es un punto clave que determinará si éstos se ponen en marcha o no lo hacen.

Y no es algo sencillo de conseguir. Porque aunque los beneficios cualitativos de cualquier proyecto sean evidentes (en términos como mejora en los procesos de atención, calidad de vida de los pacientes, etc.), si estos no suponen de forma adicional una reducción de costes tangible y cuantificable será complicado que se ponga en marcha cualquier iniciativa.

Poca implicación de los agentes

Estamos todos de acuerdo en que la implicación de los agentes de la eSalud es clave para que ésta se desarrolle e implante definitiva y totalmente. Sin ellos, nada es posible.

Sin embargo aún existe, entre muchos colectivos, una reticencia a utilizar las nuevas tecnologías en los procesos de atención a los pacientes. Los motivos no son importantes: falta de confianza o convencimiento, poca implicación en la tecnología, falta de conocimiento o formación… Pero el hecho es que sin su colaboración, apoyo y utilización cualquier iniciativa que se quiera poner en marcha está condenada al fracaso.

La industria, por su parte, debería realizar un mayor esfuerzo e implicar más a pacientes y profesionales a la hora de plantear sus soluciones. No sirve de nada proponer innovaciones tecnológicas revolucionarias si luego no tienen ninguna aplicación práctica.

Un escenario marcado por el aislamiento

Un punto determinante para la expansión de la eSalud en el futuro será la integración de todos los elementos que la conforman en plataformas que permitan el acceso integral a la información a todo aquel que la necesite. Y especialmente importante será que estas plataformas se interconecten con los sistemas de los centros y organizaciones sanitarias.

No es la primera vez que mencionamos este punto y la importancia que creemos que tiene el tema de la interoperabilidad de los sistemas. Pero tanto pacientes como profesionales perciben también este aislamiento, especialmente en el mundo de la salud móvil y los wearables y debemos esforzarnos y trabajar en la interconexión de dispositivos y aplicaciones para evitar este aislamiento.

La llamada brecha digital

Por último es necesario mencionar también la llamada brecha digital, o la dificultad que tienen algunos colectivos para acceder a los avances en eSalud que se están produciendo, bien sea por falta de comprensión, de utilización o simplemente tecnológicos.

Hay en marcha muchas iniciativas que tratan de reducir o eliminar esta brecha pero aún estamos lejos de salvar todas las dificultades que genera. Debemos, entre todos, seguir trabajando en esta línea para que no frene el desarrollo de la eSalud.

La llegada de la eSalud es un hecho que vemos diariamente todos lo que trabajamos o nos movemos de una y otra forma en este mundo. No obstante creemos que el desarrollo de la misma podría ser más importante y hacerlo con mayor velocidad de lo que se lleva a cabo actualmente.

Estos son sólo algunos de los motivos que nosotros creemos que están frenando el desarrollo de la eSalud. ¿Estáis de acuerdo en que la eSalud no se está desarrollando tan rápido como podría? ¿Se os ocurren otros motivos que frenan este desarrollo?

Foto: Steven Depolo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.215 seguidores

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: